Si hay una deuda que no has cobrado y has seguido todos los pasos para el cobro de deudas León, como contactar con tus clientes y exigirles la cantidad indicada, negociar nuevos plazos de pago y tener la máxima paciencia, puede que sea el momento de recurrir a un juicio monitorio.

Pero podrías llegar a plantearte qué es el procedimiento monitorio para el cobro de deudas León. Se trata de un procedimiento especial mediante el que se pueden resolver rápidamente conflictos jurídicos en los que no hay contradicción, es un procedimiento rápido y sencillo para cobrar deudas.

Tiene la ventaja de que no necesita abogado ni procurador si la deuda es inferior a 2000 euros, solo aportar documentos que prueben la deuda. El deudor tiene un plazo de 20 días para pagar u oponerse. Si el deudor paga, se finaliza el proceso. Si no paga o se opone, se termina el proceso y se puede instar el despacho de ejecución. Si se opone, se convierte en proceso declarativo en función de la cuantía; si es menos de 6000, euros finaliza el proceso monitorio y empieza un juicio verbal; si es más de esa cantidad, hay un mes para iniciar el juicio ordinario.

El procedimiento inicia cuando se haga la petición al juzgado, indicando la identidad del deudor, el domicilio o domicilios o lugar donde puede residir y la cuantía de la deuda. Se debe acompañar a esto documentación y facturas. El deudor tendrá 20 días para pagar u oponerse a la deuda.

Es recomendable recibir asesoramiento para cobrar nuestras deudas, o si creemos que no podemos cobrarla o nos parece complicado (ya que tenemos que ir al juzgado donde viva nuestro deudor, aunque sea en otra parte de España lejana), podemos recurrir a empresas de cobros de deudas que se encargarán por nosotros de hacer todos los trámites necesarios, como El Capitán del Cobro (Madrid).